Murcia

Portal de Jumilla
www.portaldejumilla.es
Portal de Jumilla
www.portaldejumilla.es

Jumilla - EspañolJumilla - Ingles
detalle de Jumilla

 

Tras las obras de rehabilitación, el Teatro Vico podría reabrir sus puertas el próximo mes de marzo (01/12/2010)

El corazón del Teatro Vico de Jumilla es lo que tuvimos la oportunidad de conocer varios representantes de los medios de comunicación la pasada semana, en una visita realizada junto a la concejal de Teatro Juana Guardiola y al arquitecto y director de las obras Plácido Cañadas.

El Vico se encuentra inmerso en estos momentos en unas minuciosas obras de rehabilitación, con las que el teatro está totalmente 'desmantelado' y con las entrañas abiertas. De esta forma, y acompañados por Plácido Cañadas y Juana Guardiola, varios periodistas tuvimos la ocasión de 'pisar' el techo de este edificio, comprobar a tan solo unos centímetros el estado de las pinturas que lo adornan, ver, desde lo más alto de los andamios, el estado actual en el que ha quedado el tejado y visitar estancias desconocidas para el gran público. Todo rodeado de maquinaria, estructuras metálicas, plásticos protectores, grúas, pasarelas y decenas de profesionales que, con gran esmero, están realizando estos trabajos que, como afirmó la concejal, "no van a ser apreciados por el público, pero que son de mucha envergadura y eran vitales para el teatro".

Tras esta visita, Juana Guardiola confirmó que se tiene previsto que las obras terminen a finales de enero, luego habrá que acondicionar todos los espacios, realizar una limpieza en profundidad y "tenemos la intención de que el teatro reabra sus puertas a lo largo del mes de marzo". La concejal recordó que las obras básicamente son de sustitución de la cubierta antigua por una nueva y otras actuaciones para eliminar humedades, mejorar el patio de butacas y cambio de la climatización. La mayor parte de estos trabajos se han podido llevar a cabo con la subvención concedida por el Ministerio de Fomento con cargo al 1% cultural y que suponía más de 500.000 euros.

Por su parte, Plácido Cañadas resaltó que "se trata de un trabajo muy artesanal y muy minucioso, puesto que estamos hablando de un edificio que cuenta con distintas catalogaciones por lo que está acogido a determinadas exigencias y no se puede tratar como un edificio normal". Principalmente se ha rehabilitado la cubierta, conservando parte de lo que había y añadiendo las nuevas cerchas. En el techo se están rehabilitando las pinturas que son lienzos, además se está sustituyendo por entero el parqué del patio de butacas por nueva tarima de madera natural (ya que se encontraba atacado por carcoma), se han acometido actuaciones para evitar las humedades y las grietas y se han realizado otros cambios en instalación eléctrica, sonido y aire acondicionado.

Según se refleja en el proyecto-memoria redactado para tal fin el teatro Vico posee dos niveles de protección que le otorgan por un lado su pertenencia al casco antiguo de la ciudad de Jumilla, declarado Conjunto Histórico-Artístico y, por otro, por su declaración como Bien de interés Cultural BIC con la categoría de monumento.

De esta manera, el nivel de protección tan elevado que ostenta el edificio hace que este deba ser conservado íntegramente por su carácter singular y monumental y por razones histórico-artísticas, preservando todas las características históricas y/o artísticas que posee.

El proyecto de rehabilitación al detalle

Según el proyecto, aunque el Teatro presenta un razonable estado de conservación en cuanto a los elementos responsables de su estabilidad: cimentación y estructuras, no ocurre lo mismo respecto a la estanqueidad, percibiéndose gran parte de las cubiertas en mal estado o bien, cubiertas que aún no presentando aún problemas de filtraciones, presentan excesivas deformaciones que pueden repercutir de forma muy negativa en los elementos y enseres situados en cotas inferiores (principalmente el falso techo decorado del patio de butacas). Asimismo existen zonas no intervenidas en obras anteriores, huecos con quiebras, fisuras en escaleras, problemas de humedad por capilaridad en algunas zonas, etc. A pesar del interés municipal porque principalmente las cubiertas y las instalaciones se fueran modernizando, subsistían todavía algunas de ellas que era necesario adecuar, mejorar o incluso modificar. En el caso de las cubiertas de teja, éstas presentan un estado general más o menos homogéneo en cuanto a la colocación de la teja, pero con grandes flechas en los centros de los vanos. Además, las cubiertas presentan varias soluciones que el proyecto pretende homogeneizar con el fin de mejorarlas mediante la colocación de materiales que aseguren la estanqueidad de las mismas hacia en intradós en el caso de fallos en la cobertura.

Para ello, las cubiertas se repasan en todas las zonas, restaurándolas en profundidad en aquellos faldones donde se requiere (incluso en zonas como en los laterales sobre los palcos debe ejecutarse de nuevo). Así se va a realizar una actuación en cada uno de los faldones, desde el levantado del tablero y la colocación de cerchas nuevas entre cada dos antiguas de la cubierta sobre el patio de butacas, hasta la citada intervención completa sobre las cubiertas laterales con levantado de las piezas estructurales, colocación de unas nuevas, ripia, onduline y teja.

Con carácter general se indica que además de las operaciones que se señalan para cada una de las zonas, se realizarán todas las operaciones tendentes a la eliminación de las vegetaciones en las cubiertas o en zonas expuestas y terrazas que sobresalen de las mismas. Finalmente, tanto las cubiertas, como los pretiles, barandas, etc., que existan, se protegerán mediante planchas de plomo engatilladas y en su caso recibidas a los paramentos.

Por otro lado, las planchas de uralita, al tratarse de un material en desuso (e incluso prohibido en algunos casos), su estado aconseja su retirada, por lo que el proyecto propone la sustitución de todas las mismas y la consiguiente ejecución de nuevos tableros de pendiente a base de paneles contrachapados sobre los que se colocará el aislamiento, el tablero hidrófugo, la plancha impermeabilizante y el acabado en teja cerámica curva.

Evidentemente, tras la intervención, se asegura el acceso al interior de todas y cada una de las cubiertas, así como su ventilación, iluminación y eliminación de anidamiento de palomas. Ni que decir tiene que los planteamientos del presente proyecto se han basado por un lado, en la premisa fundamental de respeto y conservación estricta del edificio y de sus valores artísticos e históricos, pero no es menos cierto que también recalcamos la intención deliberada de utilización de materiales y técnicas tradicionales sobre todo en la intervención de refuerzo de las cubiertas.

Estas operaciones son complementarias de las de ejecución de las nuevas cerchas de la zona central y, al igual que las existentes, y tal y como es habitual en la arquitectura tradicional, descansarán sobre durmientes y zoquetes recibidos a las fábricas con el fin de minimizar en lo posible los empujes horizontales. Tras su colocación se instalarán sobre ellas las correas, el tablero fenólico, aislamiento, tablero hidrófugo, onduline y posteriormente el alerón de plomo que asegure la estanqueidad del mismo. Se utilizará teja cerámica en todas las cubiertas, quedando prohibido el uso de cualquier otro tipo de cubrición. Todas las tejas cobijas deberán ser viejas y de longitud suficiente para que una vez aplicados solapes pueda mantenerse su correcta alineación en hiladas verticales y horizontales. Las tejas canales en algunos casos son curvas y en otras planas, por lo que se mantendrá la actual composición de cada paño. Las cubiertas laterales sobre los palcos están ejecutadas tanto con piezas escuadradas como con rollizos y sobre ellos, cañizo encordado.

En cuanto a las grietas que aparecen en algunas zonas (principalmente en el falso techo de la sala y de pequeña dimensión), prescribir en el proyecto unos cosidos leves que aseguren el contacto entre las caras de las fábricas, sin que sea necesario profundizar más en las causas externas o modificaciones de los estados tensionales que puedan originarlas. Paralelamente a los trabajos expresados anteriormente, se plantean otros de menor envergadura, aunque igualmente necesarios como la reparación de las terrazas desmontando su acabado superficial y ejecutando emplomados en los encuentros, impermeabilizaciones completas y nuevos solados de cerámica en estas y otras zonas más propensas a los accesos de aguas al interior.

Igualmente y aprovechando estas obras, se ha procedido al cambio de la climatización del teatro, así como a la restauración de las pinturas que adornan el techo del interior del edificio.

Fuente: Ayuntamiento de Jumilla
UNE-EN ISO 9001:2000 - ER-0131/2006 © 2006-2020 Alamo Networks S.L. - Calle Alamo 8, 30850 Totana (Murcia) Política de privacidad - Aviso legal
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información